Friday, September 14, 2007

Estilo de vida del justo *Que es en fe*

Como base tomaremos hebreos: 11.1

Más el justo por su fe vivirá habacuc: 2.4

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de

lo que no se ve.

Dos traducciones de hebreos: 11.1

Biblia Jerusalén.

La fe es la garantía de lo que se espera, la prueba de lo que no se ve.

Reina Valera 1965

Es, pues, la fe la sustancia viva de las cosas que se esperan, la demostración de lo que no se ve.

Según santiago 4.4 el enemigo quiere introducir sus pensamientos para hacernos amigos de el, pero Dios cambia nuestra manera de pensar renovando nuestro espíritu a través de la palabra viva, que sale de su boca.

En efesios 4: 17-24 Dios nos dice que renovemos el espíritu de nuestra mente y empecemos a pensar como el.

El pensamiento mundano se basa en lo que se ve, pero el pensamiento de Dios nos lleva a vivir en lo sobrenatural en aquello que no lo miramos ahora, pero a causa de su palabra nosotros podamos mirarlo mas adelante como demostración a los demás.

Hablar de fe es hablar de palabra.

La palabra es un medio para encapsular una imagen

Romanos 10: 17

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

Ejemplo:

Cuando decimos la palabra vaso al momento nos trae la imagen del vaso y no importa el color, tamaño etc.

Hablar de fe, es hablar de un norte para donde Dios me querer llevar. ^lo que puedo ver lo voy a tener^

Yo puedo cumplir algo cuando veo la palabra de Dios,

La fe no puede desarrollarse en mi vida sin una palabra de Dios.

Cuando Dios hizo la creación fue a través de su palabra el solo

decía sea la luz y la luz se hizo, en salmos 33: 6 describe como el a través de su palabra crea el cielo y el ejercito del mismo.

La palabra viva es la que activa nuestra fe y es cuando vamos de algo poco ha algo grande, a medida que nuestra fe sea ejercitada iremos viendo la gloria en avanzada.

Hebreos 4:12 por causa de esta palabra tenemos una

esperanza

Veremos dos ejemplos de dos personas que tomaron la palabra de Dios y la hicieron suya.

Ø Abrahán, génesis 15: 1.6

Dios le promete que la descendencia será como las estrellas del cielo el toma la palabra de Dios se embaraza de la misma y hasta que la ve cumplida en su vida, cuando Dios le dice mira, en hebreo es NABAT: que significa examinar, mirar algo, contemplar. Lo que Dios le dijo a Abrahán salí de la tienda, sal de ese pensamiento escaso que tienes porque adentro no tienes una visión clara y detente a examinar y contempla cual es la grandeza mía y como yo voy ha cumplir mi palabra.

Es que Dios cada vez que nos habla el cumple su palabra lo dicho de su boca, números: 23.19 es muy claro.

Dios no es hombre, para que mienta,

Ni hijo de hombre para que se arrepienta.

El dijo, y no lo hará?

Habló, y no lo ejecutará?

Cuando Dios nos habla a través de su palabra tenemos que estar seguros de que esa palabra se va ha cumplir en nuestras vidas, pues como la vemos ya cumplida en nosotros la atremos y la hacemos nuestra y hasta que se cumpla no dejamos de caminar en ella, ósea que tenemos que estar caminando bajo la promesa.

Es tiempo para que el hijo de Dios empiece ha caminar sobrenaturalmente y se constituya en un hombre de fe, de retos uno que le gusta desafiar ha Dios.

Ø El centurión Lucas: 7.1

Encontramos a un hombre que solo había oído hablar de Jesús y todo lo que el hacia.

Este hombre a causa de lo que escucho fue suficiente para tener fe para que Jesús enviase la palabra y su siervo sanara,

Pero este fue astuto al enviar intercesores al frente para que abogaran por el, diciéndole a Jesús el es digno y en griego es, Axios, merecedor, comparable apropiado, digno de merecer, los intercesores decían el es merecedor de que tu sanes a su

Siervo, pero luego mando a otros amigos de el diciéndole a Jesús que el no era digno que llegase a su casa y en griego es,

Icaneo, competente, dar el ancho, lo que el centurión decía no

soy competente, no doy el ancho para que tú entres a mi casa.

Antes los romanos tenían por esclavos sexuales a jóvenes y es por eso que este hombre no se sentía capaz de recibir al maestro, por tener gente también que en vez de ayudarlo lo hundió mas con el pensamiento de condenación y es por eso que el centurión se quedo sin la presencia de Dios.

Por eso Dios esta levantando una generación que votara los pensamientos del diablo para cambiarlos por los pensamientos altos y agradables de Dios porque el nos diseño para caminar en lo sobrenatural lejos de toda incredulidad y duda. Amén

Por Rony García

2 comments:

Sandrita said...

Bienvenido Rony, gloria a Dios por su vida y sus deseos de compartir lo que nos edifica, La palabra de Dios.

J said...

Estoy totalmente en desacuerdo:
La palabra Fe, en el sentido que Jesucristo la empleaba tiene muy poco que ver con la creencia firme en algo, por no decir que es lo contrario.
La verdadera Fe, la Fe como nos la prensentaba Jesucristo debe ser entendida como Confianza en Dios.
La confianza en Dios, en la vida o en la Divina Providencia. Esta gloriosa confianza nos da el valor necesario para cuestionar todo nuestro sistema de creencias.
De otro modo, daria lo mismo creer en hadas y unicornios, tendriamos Fe al creer en cualquier bobada que no podamos ver.
La creencia ciega es por lo tanto opuesta a la Fe verdadera.